5 formas de prevenir las caries en la infancia temprana

"El 76% de los niños menores de 6 años en Perú sufren de caries"

La caries poco a poco va destruyendo los dientes del niño afectando su salud general y calidad de vida. Por eso, papás, atención a estas medidas preventivas.

1. Cepillado desde la erupción del primer diente

 

A partir de los 6 meses de edad aproximadamente empiezan a erupcionar los dientes de leche. Por eso, en esta etapa de vida ya empieza la alimentación complementaria del bebé, exponiendo sus nuevos dientes a los ácidos producidos por las bacterias al degradar estos alimentos. Por esta razón, es obligatorio limpiar los dientes del bebé con un cepillo de cerdas suaves y de cabezal pequeño. El uso de gasa o dedales de silicona no removerán adecuadamente los restos de alimentos, aumentando el riesgo de producir caries dental. 

La Dra Kamila Sihuay recomienda cepillar desde la erupción del primer diente

2. Visita al odontólogo desde la gestación  

La gestación es la etapa ideal para educar a la madre en hábitos alimenticios que favorecerán un buen desarrollo del bebé y una predilección adecuada por alimentos saludables. Los sabores de los alimentos que ingiere la madre se quedan en el líquido amniótico que también probará el bebé. Si la madre tiene una dieta alta en azúcares procesados, no solo desfavorecerá el adecuado desarrollo de su hijo, sino también lo programará para preferir este tipo de alimentos haciendo más difícil la etapa de alimentación complementaria. Además, esta etapa es fundamental para educar a la mamá en hábitos de higiene bucal adecuados para su futuro bebé, y que también le ayudarán a ella.

Actualmente, la caries dental no es definida como una enfermedad infecciosa, porque más allá de pensar en una transmisión de bacterias, es una transmisión de hábitos.

3.  No consumir azúcares procesados antes de los 2 años de edad 

Los alimentos con azúcares procesados incluyen: azúcar rubia, blanca, miel, jugos de frutas procesadas (frugos), gaseosas, golosinas, yogurt, papillas procesadas (Gerber), bebidas rehidratantes, etc. Estos alimentos son potencialmente dañinos para los bebés. No solo hay un riesgo altísimo para caries dental, sino también para diabetes, obesidad y problemas cardiovasculares. Por este motivo la OMS prohíbe la ingesta de azúcares procesados antes de los 2 años de edad.

4.   Uso de pasta dental con más de 1000 ppm de flúor

El flúor ayuda a fortalecer los dientes después de haber sido expuestos a los ácidos que producen las bacterias de la boca. La cantidad mínima de flúor que deben tener las pastas dentales es 1000 ppm. Esta recomendación es dada por la OMS (Organización Mundial de la Salud) y el MINSA (Ministerio de Salud), ya que después de estudios científicos contundentes se ha demostrado que es el arma más poderosa contra la caries dental y que con cantidades inferiores de flúor el efecto preventivo es casi nulo.

5. Controles preventivos cada 6 meses  

Una vez que nace el bebé, debe tener controles preventivos cada 6 meses. En estos controles se reforzarán las técnicas adecuadas de higiene bucal, se realizará una limpieza dental y aplicación de flúor barniz. De esta forma los dientes de infante estarán protegidos contra la caries dental.

Dra Kamila Sihuay autor del blog odontopediatria

Autora: Kamila Sihuay Torres

Odontóloga COP 46306 

Síguela en   dra.kamilasihuaytorres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.